Ana Maria Flores Valle
Teologia Pastoral

Comentarios

33 comentarios to “Comentarios”

  1. Iglesia Primitiva (Carolina Apablaza)

    La Iglesia nace donde los hombres acogen el evangelio, como la buena noticia de salvación.
    Los criterios pastorales de la Iglesia Primitiva, que explican la misión de Jesús son: el servicio de la palabra, que anuncia la salvación, por medio del Kerigma; también esta el servicio sacramental, donde esta representado por la reunión, la sena del señor, el bautismo y el perdón de los pecados.

  2. Acción Pastoral (Rhut Castillo)

    Aquí vemos como la acción pastoral se ha ido desarrollando a través de la historia. Este ha sido un proceso en el cual participan tanto los sacerdotes, como los laicos; los cuales contribuyen conjuntamente, a dar testimonio de la vida y la enseñanza de la palabra de Dios.

  3. Método en Teología Práctica (Pia Concha)

    La Teología es una reflexión critica sobre la acción eclesial, y es interdiciplinar, ya que tiene relación con las ciencias humanas y la realidad social.
    La teología vista como ciencia, es 2la palabra de Dios revelada en Jesús de Nazaret y aceptada en la fe, en correlación o en confrontación con la experiencia histórica humana”.
    Entre los métodos de la teología, encontramos al de la teología práctica, que es la interpretación de la situación humana actual, por medio de la fe y el evangelio, y es práctica porque: es un saber confesional (orientadora), es un discurso segundo (antecedido de fe vivida) y reflexión práctica (servir).

  4. Raíces Eclesiológicas (Omar Mondaca)

    El Concilio Vaticano II ha dado una nueva concepción sobre el ser de la Iglesia, es así como la considerar como: Cristo, El Reino, y el Mundo.
    – Cristo: como cuerpo de la Iglesia, con el cual los cristianos obramos, siguiendo su enseñanza.
    – Reino: es el camino a seguir, aquí se hace presente la evangelización de la humanidad.
    – Mundo: es la base a la cual se dirige la evangelización y es muy importante en la acción pastoral, pues en última instancia todo va dirigido hacia la humanidad.
    En estos tres puntos como la realidad de la Iglesia, es donde los creyentes deben interpretar la acción pastoral de ella.

  5. Criterios de Acción Pastoral (Hugo Gutiérrez)

    Toda acción pastoral posee un origen y un fin, es así como la Iglesia continúa en el mundo la mediación sacramental de Cristo y quiere aportar a todos los hombres la salvación acaecida en el Misterio Pascual.
    Entre los criterios que posee la acción pastoral están:
    -Criterios que brotan de la continuidad de la misión de Cristo
    -Criterios que brotan del camino hacia el Reino
    -Criterios que brotan de la presencia y misión en el mundo
    Todos estos criterios son teológicos, ya que parten de una concepción de
    la Iglesia y de acción pastoral brotada de la fe.

  6. Concepciones de la Teología Práctica (Andrea Montiel)

    Las fases por las que ha pasado la Teología pastoral, para ser reconocida como disciplina teológica son:
    – Teoría de la práctica sacerdotal: régimen de cristiandad: este proceso estuvo a cargo de la formación de buenos cristianos.
    – Teología de la acción eclesial: Desde una reflexión y praxis pastoral, los cristianos se preguntan por el sentido real de su fe pues los sectores populares toman sentido de su realidad y exigen una liberación.
    – Teologías prácticas recientes: se refieren a las teologías prácticas de los últimos años, que han venido a dar un nuevo giro a las teologías pastorales anteriores.

  7. Teología de la Praxis (Roberto Navarro)

  8. Acción Pastoral y Reflexión Teológica (Paula Saldaña)

  9. Acciones Pastorales (Iris Inostroza)

    La acción pastoral, es la que realiza la Iglesia a partir de la misión de Jesús, para implantar el Reino de Dios.
    Hoy se dice que dicha misión se entiende desde cuatro perspectivas, que son: Pastor, Sacerdote, Profeta y Rey.
    Estas perspectivas son realizadas por la Iglesia a través de: La Diaconía, La Liturgia, El Kerigma y La Koinonía.

  10. Pastoral de Conjunto (Inés Donoso)

    La pastoral de conjunto es la acción pastoral planificada, en relación con la totalidad de la Iglesia local, diocesana o particular.
    Toda acción pastoral necesita de un plan concreto de actuación que relacione todas las tareas en que intervienen.
    Por esto se dice que la pastoral de conjunto, necesita planificar su acción, es decir trazar planes o hacer una determinada política.

  11. Programación Pastoral (Gabriel Hernández)

    La pastoral, posee métodos ya determinados por la tradición, pero debido al problema que surge de la inadecuación entre medios y resultados, es que se han debido crear nuevos métodos, entre los cuales encontramos a la “programación pastoral”.
    Las características de esta programación pastoral son:
    – Estado de camino: es el avance continuo en el que cada situación lograda, es el principio de una nueva situación deseada.
    – Dialogo con el mundo: es la lectura creyente de los signos de los tiempos, en respuesta a las situaciones concretas y distintas de los hombres, según su momento histórico.
    – Comunión en la acción: lograda por aspirar a lo mismo, tener trabajos comunes y agrupar a los hombres en torno a una misma tarea.
    – Corresponsabilidad y colegialidad: cada miembro de la Iglesia participa de la misión global y debe ser entendida como una eclesiológia de comunión

  12. Unidad y Pluralidad Pastoral (Esteban Martines)

    Hoy en día existe un gran pluralismo, debido a la gran cantidad de creencias, cosmovisiones, opciones éticas, etc.
    Este pluralismo ha entrado en un proceso de secularización, ya que estos diversos elementos sociales o culturales viven en constante pugna.
    El Concilio Vaticano II, admite la pluralidad de las culturas, y dice que esto conlleva a un gran desafío evangélico, que es hacer posible una unidad de comunión en que la diversidad y la pluralidad aparezcan como una riqueza, y no como un peligro.

  13. Un primer aspecto clave es la definición etimológica del vocablo “Laico”. Especie de término diferenciador y común: parte del “pueblo”, pero con “rango inferior”.
    Lo segundo: si este término no se encuentra en los evangelios, es porque todo cristiano se entendía como pueblo de Dios, sin rango y distinción jerárquica.
    Luego, después de todo un desarrollo de lo entendido por laicado a través de la historia de la Iglesia, el Vaticano II da una definición acorde a los orígenes del laicado, sin negar obviamente el orden sacerdotal que ha heredado: El laico participa a su manera de la función sacerdotal, profética y real de Jesucristo. Con Jesucristo participa de su cuerpo como miembro integrado por medio del bautismo. Los sacerdotes serían dirigentes (cabeza). El rol propio del laicado es el de obtener el Reino de Dios gestionándolo en el orden temporal y ordenando éste según Dios.

  14. Comunidad Cristiana (Catalina Gutierres)
    Este fenómeno comunitario aparece después del Concilio Vaticano II (1962- 1965) como una remodelación de la Iglesia en las bases laicales y populares, y se extiende rápidamente a todas partes obedeciendo, a cuatro exigencias:
    1. Vivir en la fe en grupo (no en masa).
    2. Compartir servicios y ministerios (la Iglesia no se reduce a los curas).
    3. Transformar espacios concretos de la sociedad (lucha a favor de la justicia).
    4. Testimoniar una esperanza de vida y de resurrección (frente a todo germen de muerte).
    La eclesiología conciliar de la comunión potenció el movimiento comunitario de base, las cuales en la II Conferencia episcopal de Medellín (1968), obtuvieron carta de ciudadanía, al ser definida como el primer y fundamental núcleo eclesial, puesto que el cristianismo tiene vigencia cuando es vivido en comunidad. La CC vive un modelo de Iglesia que es comúnmente llamado Iglesia de los pobres, Iglesia popular que nace del pueblo. Es en definitiva el pueblo de los pobres transformado en pueblo de Dios.

  15. Comunión Eclesial (Fernanda Ortega)

    La importancia de la comunión eclesial según el Vaticano II radica en que: “La Iglesia es misterio de comunión; de los hombres con Dios y de los hombres entre sí. La comunión eclesial es sinónimo de un vínculo, entre el hombre y Dios. (LG 1, 4,8 )
    Dios esta en la comunión, por dicha razón el hombre trata de lograr la comunión con Dios mediante ritos sagrados. A través de la eucaristía es donde se logra mas plenamente la comunión con Cristo, pues solo en Cristo, plena encarnación del Padre, puede ser realidad la comunión con Dios. Es la Iglesia quien anuncia y realiza una comunión con Dios y el mundo.

  16. Modelos de Iglesia (Macarena Navarro)

    En la acción pastoral modelo es un plan concreto de actuación que relaciona dinámicamente todas las tareas que intervienen en el proceso de la praxis. Aunque este proyecto o modelo se deduce en un primer momento de la realidad, es reformado o reajustado con una serie de conocimientos o interpretaciones, para que a su vez vuelva a orientar la praxis.
    El Concilio Vaticano II habla de “figuras” o “símbolos” que revelan la naturaleza de la Iglesia (LG 6): “pueblo de Dios”, “sacramento de salvación” y “comunidad de creyentes” son las figuras que recuperan el sentido primitivo de la comunión eclesial o koinonía”.

  17. Modelos de Acción Pastoral (Albertina Quezada)

    Los modelos de acción pastoral son maneras distintas que utiliza la Iglesia para ordenar y orientar sus acciones pastorales, adaptándose a la realidad de cada época. Estos son cuatro.
    a) Modelo tradicional: Responde a la situación de un mundo sociológicamente cristiano.
    La ideas eclesiològicas básicas corresponden a una imagen de Iglesia como sociedad perfecta y su autocomprensión corresponde a la clásica figura piramidal.
    b) Modelo comunitario: aparición de las comunidades en la Iglesia como medio concreto de vivir la fe e intenta renovar la totalidad de la vida eclesial configurando la Iglesia como comunión de comunidades. Las ideas eclesiológicas son: la Iglesia como misterio de comunión y la eclesiología del Pueblo de Dios que hace a todos partícipes de la misión como agentes de la vida pastoral.
    c) Modelo evangelizador: Este modelo quiere reunir en la transmisión del evangelio todos los demás elementos de la vida y de la acción eclesial y pastoral.
    Las ideas eclesiològicas básicas son: La misión como autentificación de la comunión, y la sacramentalidad de la Iglesia que la hace significativa para el mundo y eficaz en él.
    d) Modelo liberador: Es sectorial y se fija en un campo concreto de la pastoral de la Iglesia y, desde él, quiere reunir todos los elementos pastorales.
    Las ideas ecleiologicas básicas son: La concepción sacramental de la eclesiología, la distinción clara entre Iglesia y Reino, y el diálogo con el mundo.

  18. Agentes de Acción Pastoral (Pablo Moyano)

    La programación pastoral y su realización necesitan unos agentes pastorales que conozcan con claridad su naturaleza y su misión. Ellos nos dará una eficacia en el obrar, y a la vez se evitara los problemas pastorales que pueden surgir.
    La distinción de los diferentes agentes pastorales que tiene la Iglesia Católica se clasifican en tres:
    1.- Los laicos: persona no perteneciente al clero o al estado religioso. Para la Iglesia el laico no es aquél que tiene menor categoría. Todos los cristianos se incorporan a
    la Iglesia por el bautismo. A los laicos se les encomienda, gestionar los asuntos temporales y ordenarlos según el designio de Dios, a través del ejercicio de su profesión o trabajo civil.
    2.- Los religiosos: en ellos se distribuyen carismas en la iglesia para que sea signo y testimonio de la presencia de Cristo en el mundo. Los religiosos son llamados a poseer un don particular en la vida de
    la Iglesia y para que contribuyan a su misión salifica, por el Espíritu de Dios que suscita los carismas de la pobreza, la caridad y la obediencia que marquen el camino de la vida del buen cristiano y seguidor de la obra de Dios Padre.
    3.- El ministerio ordenado: El ministerio ordenado forma
    la Iglesia, ellos son miembros que motivan a la cristiandad a ser buenos cristianos.
    El clero tiene su origen en los apóstoles y en los “setenta” designados por Cristo para llevar sus enseñanzas “en cada ciudad y en cada lugar” (Lc. 10,1). La labor de aquellos hombres fue lo que ahora se describe como trabajo misionero; eran a la vez evangelizadores y maestros.

  19. Ministerio Ordenado (Andrés Olivares)

    En la Iglesia, han existido una gran diversidad de servicios, funciones y tareas que reciben el nombre de “ministerios”. Dichos ministerios se encuentran a la base de la estructuración de la Iglesia.
    La primera carta a los Tesaloniscences ya mencionaba la presencia de algunas personas que ejercían un cargo dentro de las primeras comunidades cristianas: “a esos de vosotros que trabajan duro, haciéndose cargo de vosotros por el señor y llamándolos al orden”. (1 Tes 5, 12).
    Dentro del desarrollo histórico de los ministerios cristianos destaca el ministerio ordenado, en su división tradicional: episcopal, presbiterado y diaconado, siendo las tres tareas específicas del ministerio ordenado: a) el anuncio de la palabra de Dios; b) la presidencia de las celebraciones sacramentales y c) el pastoreo de la comunidad.

  20. Ministerio eclesial (Beatriz Quezada)

    En el Nuevo Testamento, se designa el término “ministerio” como un término general, el cual es un tipo de servicio que pasa a ser ministerio cuando la persona recibe un encargo duradero y jurídico. En el NT no se describe la categoría de sacerdocio ni se distingue claramente las diferencias entre episcopado y presbiterado, sino que da importancia a las cualidades que posee cada persona como dones gratuitos de Dios, puesto al servicio de la comunidad.
    La diakonía en la iglesia primitiva es entendida como responsabilidad en común de toda la comunidad cristiana. Es la tarea encomendada a los creyentes en aras de la expansión misionera, crecimiento de la fe, desarrollo comunitario eclesial y promoción y liberación humana. En un comienzo cualquier persona podía ejercer un ministerio cristiano, pero solo los varones llegaban a ser diáconos, presbíteros u obispos.
    Desde los inicios de la Iglesia se observan tres dimensiones en la labor de los ministerios de acuerdo a tres relaciones: La de los creyentes con los no cristianos (misión), la iglesia entre si (comunión), los cristianos mutuamente en las comunidades (responsabilidad de algunos y participación activa de todos)
    El contenido del ministerio precede a la persona del ministerio. No se debe pensar en función de una persona en el sino en el anuncio del evangelio como buen noticia y la edificación de la Iglesia como sacramento del Reino.

  21. Acción Misionera (Luís Acuña)

    La Iglesia es “sacramento universal de salvación” y su misión es estar presente dentro de la sociedad, para ser la continuadora de la acción de Cristo, ella se humaniza, del modo que Dios se hace humano en su Hijo, asentando su misión en la humanidad.
    “La misión es la primera acción en la que se basa la evangelización” y tiene su fundamento en Dios mismo quien, habiéndose revelado, instituyó la Iglesia, para que continúe la acción, que el Padre había encomendado a su Hijo, Cristo. Así, el anuncio del Reino de Dios, pasa a ser para todos y responsabilidad de todos aquellos que han sido bautizados, siendo testimonio vivo del evangelio, con sus palabras y sus obras, para sí crear comunidades cristianas.
    Hoy en día, que todo lo que puede ser transformado por la acción salvífica del Evangelio, forma parte de ella, es decir, donde encontramos grupos de personas que no conocen a Jesucristo, por el Evangelio hay misión; donde existan comunidades cristianas no maduras, ahí hay misión; donde existan bautizados que han perdido la fe, también hay misión.

  22. Dialogo con el mundo (Jorge Benavides)

    “Diálogo es una discusión entre personas o grupos, caracterizada por una apertura sin reservas, en torno al problema común de una verdad importante para la mutua convivencia”.
    En la Iglesia Catolica, el diálogo es una forma de apostolado o de misión, junto a la presencia personal, el testimonio de vida y el compromiso al servicio de los pobres. En el Vaticano II, el dialogo se vuelve el tema central, siendo un rasgo característico de la Iglesia posconciliar. “El espíritu del diálogo es uno de los aspectos más impresionantes del nuevo estilo de
    la Iglesia”. El Concilio no sólo habló de diálogo sino que fue un diálogo con todo el mundo.
    El Concilio hace que el cristiano tome conciencia de lo expuesta que está su existencia en medio de un mundo no cristiano: “como corderos en medio de lobos”, dice Cristo (Mt. X, 16), y le anima a apoyarse en Cristo, el Cordero degollado, que no teme en medio de la manada de lobos, porque al fin y al cabo la debilidad del Cordero es más fuerte que los animales del abismo.

  23. Evangelización (Claudia Reyes)
    La evangelización es continuar la misión de Cristo, la cual es traer la buena noticia del Reino a todos los hombres, de trasformar este mundo “Cristo es contenido de su misión y lo que ella aporta al mundo”. El espíritu del resucitado actúa en el mundo, impulsa la misión de la Iglesia para que los hombres se conduzcan hacia su plenitud.
    La acción evangelizadora es el eje de la misión de la Iglesia en todos sus ámbitos, ya que así la Iglesia puede entrar en diálogo con el mundo.
    La Encíclica Evangelli Nuntiandi refleja la preocupación de la Iglesia en la tarea evangelizadora y en provocar cambios en el hombre de hoy, además desde el Concilio Vaticano II, la Iglesia se refiere a su comunión como misión evangelizadora, el como lleva el anuncio, diálogo, servicio en pos de la humanidad. La evangelización de hoy trae variaciones las cuales dependen de los cambios del mundo, se habla de la eficacia de la Iglesia, tanto en sus estructuras como en sus medios de acción, para hacer frente al diálogo con el mundo.

  24. Pastoral litúrgica (Sandra Acevedo)

    La Pastoral Litúrgica se vive por la salvación acontecida en el Ministerio Pascual es una realidad en la Iglesia que lo recuerda y conmemora gracias a la presencia y acción del Espíritu del Resucitado. A través de la acción pastoral se prepara a los creyentes para que esta acción sea conciente, participativa y celebrativa.
    Su Objetivo próximo se refiere a la participación de toda la comunidad creyente en la celebraciones, y su Objetivo remoto es la formación de una auténtica comunidad cristiana, en sus acciones y testimonio. Pues estas dan lugar a la evangelización de
    la Iglesia, que es la introducción en plenitud de la vida cristiana.

  25. Pastoral de la palabra (Rodrigo Canales)
    La acción pastoral de la Iglesia, que continua en la historia siendo mediación de la donación de Dios, tiene la palabra como uno de los elementos que la constituyen. La constitución Dei Verbum ha insistido a en esta conjunción del hecho y la palabra en la progresiva autorrevelación de Dios.
    Es en la Homilía donde mas podemos encontrar la palabra de Dios, aquí se proclama la acción litúrgica, en ella se encuentra una explicación posterior para la vida de los fieles. Esta posee tres dimensiones y conexiones que en cualquier acción litúrgica ha de cuidar: Conexión con la palabra: ayuda a comprenderla mediante la actualización de la palabra. Conexión con el misterio: ayuda a celebrarlo. Conexión con el pueblo y su situación, ya que ayuda a vivir de la palabra escuchada y del misterio celebrado.

  26. En el esquema típico de las etapas de la evangelización, las actividades catecumenales se encuentran entre las acciones misioneras y las acciones pastorales, de manera complementaria, pero nuestra realidad ha promovido alteraciones a esta acción que han determinado la vida y la pastoral de
    la Iglesia.
    La finalidad de la acción catecumenal es el encuentro pleno del convertido con el misterio de Jesucristo y con la vida plena de la comunidad eclesial. Y en cuanto proceso, tiene un principio y un final marcado por la aceptación de la fe y plena integración en la comunidad, además posee un itinerario que sigue la pedagogía de Dios en la historia de la salvación. Su elemento central es la catequesis, con todos sus ámbitos y formas de acción evangelizadora, y además se constituye de distintos momentos marcados por los sacramentos de iniciación: el bautismo, la confirmación y la primera eucaristía.

  27. La Catequesis (Ana Olivos)
    El término catequesis “proviene del verbo neotestamentario catequizar (kat-êchein)” que significa hacer resonar, anunciar o proclamar. Esencialmente en el Nuevo Testamento se refiere a la transmisión y recepción de la palabra del evangelio.
    Antes del Vaticano II hubo grupos restringidos de renovación preocupados en aplicar métodos pedagógicos para enseñar lo religioso. Ya en el Vaticano II se afirma: “que la catequesis es la acción de la Iglesia en el interior del ministerio de la palabra, desarrollada en régimen de comunidad, con el objetivo de hacer adulta la fe mediante la proyección del compromiso”.
    La catequesis es “el segundo ministerio profético”. Con esta la Iglesia guía en la educación de la fe, formación de los creyentes y en su labor están los planteamientos bíblicos, teológicos, morales y políticos. Siendo su funcion dentro de la comunidad, educar la fe para lograr la conversión inicial del cristiano y así se transforme en confesión de fe.

  28. Acción Catecumenal (Juan Masso)

    En el esquema típico de las etapas de la evangelización, las actividades catecumenales se encuentran entre las acciones misioneras y las acciones pastorales, de manera complementaria, pero nuestra realidad ha promovido alteraciones a esta acción que han determinado la vida y la pastoral de
    la Iglesia.
    La finalidad de la acción catecumenal es el encuentro pleno del convertido con el misterio de Jesucristo y con la vida plena de la comunidad eclesial. Y en cuanto proceso, tiene un principio y un final marcado por la aceptación de la fe y plena integración en la comunidad, además posee un itinerario que sigue la pedagogía de Dios en la historia de la salvación. Su elemento central es la catequesis, con todos sus ámbitos y formas de acción evangelizadora, y además se constituye de distintos momentos marcados por los sacramentos de iniciación: el bautismo, la confirmación y la primera eucaristía.

  29. Pastoral de la comunión (Carmen Arriagada)
    El misterio de Dios es un misterio de comunión en el amor, ya que creó al hombre y lo invitó a la comunión personal con él, con los demás hombres y con el mundo:“Y dijo Dios, hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza…” (Gn. 1, 26) . Con esta invitación el hombre es llamado a su desarrollo pleno y al de su entorno. Pero el hombre rompe la relación con Dios y se niega a vivir en el ámbito de la comunión, la fraternidad entre los hombres se ve rota por la injusticia, el egoísmo, la violencia e incluso la muerte. Y es en el Nuevo Testamento donde Cristo mediante su sangre derramada crea una alianza nueva y eterna.
    En el Concilio Vaticano II, mediante la Lumen Gentium se expresa que la comunión es claramente don, fruto de la gracia, obra de la salvación de Cristo, plenitud del encuentro de Dios con el hombre.
    La Iglesia como la continuadora de la misión de Cristo hace de su vida un repetir los gestos y palabras de Jesús para crear la comunión en su entorno. Al hacerlo, sabe que esa comunión es la muestra de que Dios esta presente en su misterio. “Si alguno dice: “Yo amo a Dios” y odia a su hermano, a quien ve no puede amar a Dios a quien no ve” (1 Jn. 4, 20).

  30. Fundamentos del servicio pastoral (Carolina Hinostroza)
    El servicio eclesial toma sus bases en el acontecimiento de la encarnación de Cristo, quien define su tarea como un “he venido ha servir y no ha ser servido”. En este sentido, el servicio eclesial esta guiado por la propia praxis de Jesucristo.
    El servicio en la Iglesia es una de sus dimensiones esenciales, desde el Concilio Vaticano II, la Iglesia se autoentiende como servidora de los hombres para llevarlos a Cristo e instaurar asimismo en medio del mundo el Reino que esperamos.
    El servicio como dimensión eclesial brota del mismo Cristo, cuya humanidad fue sacramento del encuentro con Dios y cuya sacramentalidad es continuada por el ser y la misión de la Iglesia. Así, el aspecto sacramental del servicio se ve en todo el ministerio de Jesús, especialmente en sus milagros, en donde se manifiesta el amor de Dios a los hombres.

  31. Movimientos, comunidades y grupos (Karen Peñailillo)
    El nombre Movimiento Apostólico designa, una serie de organizaciones de apostolado seglar, que responden a medios y ambientes sociales concretos diversificados, que están integrados en la Acción Católica. Estos nacen con una intención fundamentalmente misionera, es que
    la Iglesia trabaja y construye con otros hombres el Reino de Dios y la iglesia es signo de salvación en medio del mundo.
    A partir del Concilio Vaticano II han surgido las comunidades. Su implantación ha supuesto, una renovación y revitalización de la vida de la Iglesia. En la comunidad existe una gran variedad de realidades, lo que hace difícil formular una definición unívoca para todas.

  32. Estructura diocesana (Renzo Valenzuela)
    Antes del concilio Vaticano II la Iglesia era vista como una organización universal, la cual estaba dividida en circunscripciones administrativas, llamadas diócesis y el Papa era considerado el pastor universal, el cual tenía representantes de su ministerio en cada una de las diócesis.
    Después del Concilio Vaticano II, la concepción de diócesis es distinta. Esta se encuentra mencionada claramente en el decreto Christus Dominus y que luego rescata el Catecismo de la Iglesia Católica, como:“Porción del Pueblo de Dios que se confía a un obispo para que la apaciente con la cooperación del presbiterio, de forma que, unida a su pastor y reunida por él en el Espíritu Santo, por el Evangelio y la Eucaristía, constituye una Iglesia particular, en al que verdaderamente está y obra la Iglesia de Cristo, que es una santa, católica y apostólica.”
    Según el Concilio Vaticano II se logra apreciar que la Iglesia se va formando desde aspectos simples, es decir, desde las Iglesias locales.

  33. El Testimonio (José M. Alderete)
    El testimonio esta en estricta relación con la evangelización. Ya que esta se lleva a cabo mediante el testimonio de la palabra y de la vida. También tiene otro carácter, el de compromiso, ya que la totalidad de la vida cristiana es un compromiso de testimonio.
    Dentro del Nuevo Testamento, el profeta es un testigo de Dios que narra ante los hombres lo que escuchó, para que se cambie de vida, con el riesgo de no ser entendido o de ser sacrificado. Prototipo de testigo en el N. T. es Jesús de Nazaret. Jesús por entregar su testimonio, fue procesado y asesinado.
    Hoy los cristianos son Testigos de la verdad frente a las incidías de la mentira, según la teología de Juan. Ser verdadero es ser fiel o estar en compromiso. No es conocer verdades o defenderlas, no es adquirir cupos de conocimientos, es tener un compromiso con la realidad amenazada por las sombras de la muerte, con el objeto de que resplandezca la verdad.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: